Billy Bragg. Bikini

•octubre 15, 2009 • Dejar un comentario

Showman

Conocí la música de Billy Bragg a través de Woody Guthrie y éste a través de Bob Dylan. No podía ser de otra manera más desordenada. La canción protesta (extranjera) no es que me apasione, ya sea porqué exige un esfuerzo extra de traducción o porqué considero que la música debe estar por encima de cualquier bandera y color. Pero si uno no sabe lo que se está diciendo da igual que sea protesta o que trate sobre un día lluvioso; me refiero más al uso de la música como finalidad en sí misma y no como instrumento. Para mí, primero es la música y luego el mensaje (o la letra). Puede transmitir más un solo de Al Di Meola que la gran parrafada de Ani diFranco. En fin, cosas mías… en los conciertos acepto discursos ecologistas o humanistas pero no puedo con los políticos (otro tema es que entienda cada palabra).

Y sí, me encanta la música de Billy Bragg, desnuda de  artificios y arreglos, cruda, sencilla y directa. El sonido por definición de los amplis a válvulas y guitarra guitarra ligeramente saturada. Admiro los artistas que son capaces de llenar el escenario con tan sólo su guitarra y su voz. Es cierto que no tengo muy escuchada la discografía de Billy Bragg, pero este último disco, Mr. Love & Justice, me parece redondo.

El concierto duró hora y media. El Sr. Bragg, como de costumbre, estuvo muy dicharachero. Antes de cada canción comentaba alguna vivencia personal, exponía sus opiniones sobre la situación mundial actual o simplemente explicaba sobre que trataba la canción que iba a tocar a continuación. Eso sí, sonaron más canciones de su repertorio que del nuevo disco. Respecto al público había de todo: rockers con patillas y bigotillo, parejitas de veinteañeros, maduritos solitarios, ingleses pelirrojos y algún que otro indie despistado. En un par de canciones (Milkman of Human Kindness y A New England) tuve la sensación de ser el único que no sabía la letra. A mi la única que me faltó fue Levi Stubbs’ Tears. ¿O se hubiera notado la ausencia de la trompeta corneta de Dave Woodhead?

Sinceramente, me importa bien poco sobre que traten sus canciones, mientras su música suene tan verdadera.

Billy Bragg: “Farm Boy” (vídeo colgado en YouTube por BillyBraggOfficial)

Anuncios

Mataró. El Negre

•julio 5, 2009 • Dejar un comentario

STOP

Espero con ansia los meses de verano para sumergirme en aguas cálidas, pero este Junio, por una razón u otra, no he bajado ni una sola vez. Bueno, la verdad es que ha hecho bastante viento, casi tanto como si fuera la primavera “desaparecida” de este año. Si siempre fuera por esta excusa, todo perdonado… Además, por trabajo sólo dispongo, de máximo, cuatro días al mes; una miseria.

La inmersión de hoy fue en Mataró, otra vez en El Negre. Pasamos de las montañas de la última inmersión a un mar como un plato. Calma chicha total, sol de justicia y agua transparente. Las condiciones ideales para una inmersión.

Todo transcurrió con normalidad hasta el ascenso. Empezamos a subir cuando el ordenador marcaba 9 minutos de NO DEC TIME, pero a menos de medio ascenso, hacia los 20 metros, la señal de STOP se encendió. No parecía una violación de la velocidad de ascenso, ni tampoco una entrada en descompresión. La maldita señal no desaparecía y yo intentaba hacer el ascenso tan a poco a poco como permitiera la reserva de aire. Al llegar a los 3 metros apareció CEILING; estaba claro, se trataba de una parada obligatoria por violación de la velocidad. Y yo sin enterarme; es tan complicado ser consciente de la velocidad sin un punto de referencia…

La visibilidad fue muy buena y a destacar un par de escórporas (Familia Scorpaenidae, quizás Scorpaena scorfa), una de ellas muy maja.

Mataró. Barreta de L’Arbre

•mayo 24, 2009 • Dejar un comentario

El levante y sus montañas

Desde la autopista, de camino a Mataró, se intuían en la franja de mar ondulaciones sin borrejos; es decir, mar de fondo. Me vino a la mente la previsón de levante de días antes. Y yo sin una biodramina en la vena.

Nada más salir de la bocana, olas como montañas nos zarandeaban como cáscaras de nuez. En uno de los pantocazos, dos botellas estuvieron a punto de caerse a mis pies. Mientras, iba pensando en el momento en que nos quedaríamos a merced de las olas, como en una cuna gigante… Pararon el motor y empezó la tensión silenciosa; todo el mundo se preparaba sin perder un segundo. Mi compañero y yo esperamos a ser los últimos, para luego a la subida, no ser los primeros. A mitad de la espera ya estaba mareado perdido. Mojándome la cara y el cuello, y concentrando la mirada en el horizonte puede mantener la compostura.

En cuanto me tiré al mar se pasaron los males. La inmersión fue en la Barreta de l’Arbre, una inmersión sencilla en cuanto a la orientación y con profundidades máximas de 22 metros. Todo transcurrió con normalidad hasta el ascenso. Subíamos despacito por la cuerda del ancla cuando un tirón de la embarcación y el poco aire del jacket, nos subió en segundos de 10 a 2 metros. Bajamos pitando hasta los 13-15 metros y realizamos otra vez el ascenso con su parada de seguridad incluida. Otro susto más!!! Además, debido al ajetreo en el barco, no comprobé el ordenador y se encendió en modo DIVE GAUGE. Eso quiere decir que no marcaba velocidad de ascenso, ni penalizaciones, ni parada de seguridad, es decir, como si no lo hubiera llevado…

La visibilidad no fue buena pero vimos abundante vida: una sepia (Sepia officinalis) y un mero (Epinephelus marginatus) fue lo más destacado. Las fotos las hice todas con las escenas marinas automáticas. Las macro salen decentes, pero en las de ambiente aparece muchísima nieve.

Mataró. El Negre

•mayo 3, 2009 • Dejar un comentario

Sub
Casi como Doubilet

Esta inmersión quedará inmortalizada cómo la primera en la que bajé con una cámara fotográfica decente. Y evidentemente, todo tiene su proceso de adaptación…

La inmersión fue otra vez en El Negre. Sólo tirarme ya me costó atinar a enganchar el mosquetón de la cámara, ya no en el aro ideal, sino en cualquier aro. Superado esto, me concentré en el descenso. Es decir, tirar por la cuerda del ancla hasta los 3 o 4 metros… vaya tela!! Una vez en el fondo, encendí la cámara y sorpresa!! Al cabo de pocos segundos avisaba de batería baja. De tres rayas de batería a una, en un suspiro. Qué raro!!! Me dije: “Voy a hacer 3 fotos y se va a morir”. Pues otra vez me equivoqué, porqué aguantó 45’, toda la inmersión.

Al principio, me costó mucho enfocar, y además, con los guantes, disparaba fotos sin estar enfocadas. Foto a foto, fui cogiéndole la sensibilidad al disparador. Ahora faltaba encontrar “algo” y encuadrar bién. Empecé a fusilar estrellas, gorgonias y nudibranquios con la escena submarina programada de macro. La verdad es que los colores salen más reales que con el macro en manual, aunque el sujeto mucho menos ampliado. Luego hice algunas fotos de ambiente; primero a los compañeros y luego a paisaje, pese que la visibilidad fuera regular. El resultado, el esperado; para tirar a la papelera.

En fin, para ser la primera inmersión fotográfica, pues aún he salvado cuatro o cinco fotos. En una de ellas aparece un Plateminto (Prostheceraeus giesbrechtii) de unos 3 cm de un color lila-rosado y con finas líneas blancas longitudinales (son los animales que mejor “posan”). En estos casos echo de menos un verdadero objetivo macro.

© Todas las fotos submarinas estan hechas (si no se dice lo contrario) con la cámara digital compacta Olympus µ 1030 SW dentro de carcassa Olympus PT-043.

La inmersión (del knockin’ on heaven’s door)

•septiembre 28, 2008 • Dejar un comentario

shapeimage_2-1

La espinita clavada

Al fin… Este debía de ser mi regalo de graduación de EGB, de BUP, de COU y de la licenciatura. Siempre aplazado por ninguna razón. Y ahora, me arrepiento del tiempo perdido, aunque las ganas de vivir momentos sin aliento (que no es lo mismo que sin aire) pueden más.

Se han abierto puertas, espero, al cielo de ahí abajo.

Y la escusa perfecta para hacerme con juguetes de fotosub… Después de matar tantos peces… voy a redimirme de mis pecados.

Essaouira

•agosto 29, 2007 • Dejar un comentario

t_p1030604

Mi primer (y último?) windsurf trip

Una semana sin aliento. Así fue. Por todo; por el lugar, por el ambiente, por el viento, por la arena, por la comida, por las vidas cruzadas, pero sobretodo por la compañía.

Las condiciones de la bahía de Essaouira son viento Aliseo de derecha, con rachas de 35 nudos, y mar con tímido choppy, en fin, perfecto para progresar con viento fuerte y no morir (o tu material) en el intento.

Gracias a Claudia y Mateo por las pruebas fotográficas…

Sant Pere Pescador

•mayo 8, 2007 • Dejar un comentario

t__dsc5673

Cada día odio más la 7,5

Día asmático de viento en Sant Pere Pescador; apenas 6 o 7 planeos a duras penas… y a cuesta de abrir los incipientes callos de las manos (es lo que tiene el caprichoso viento del litoral Barcelonés). La previsión no era buena pero un arrebato y la mujer de viaje de trabajo hicieron el resto.

Pero valió la pena para tener una prueba fehaciente de que, al menos, sé como se inicia un waterstart…

Uri, gràcies…, no només per les fotos, sinó per la companyia i per deixar-te guanyar 6/0.