Rebbeca Gates + Ted Leo, Heliogàbal

1.000 rev/min

Hace ya demasiado tiempo que no me arranco a volver a escribir algo, ni siquiera el retrato de una mediocre sesión de submarinismo o windsurf. Cierto es que mi vida ha experimentado muchos cambios en el último año, que a todos nos falta tiempo para nuestras pasiones, que decimos mañana, mañana y lo vamos dejando para mañana… Pues el mañana es hoy…

Cuando la escritura sirve como terapia para exorcizar nuestros demonios, no debería dejarse aparcada. Es también el mejor antídoto contra el hastío, pero todavía más, lo es el escuchar música en directo. Si no, ¿Sobre que demonios voy a escribir?

Además, me encuentro especialmente inspirado… ¿será que mis musas han oído mis invocaciones?

Hace muchísimo (años) que no volvía a l’Heliogàbal. Una sala −si se le puede llamar así−, acogedora, de una intimidad abrumadora, casi incómoda para un tímido como yo. Se puede sentir la respiración del artista y cómo se estremece el mástil de su guitarra al paso de sus dedos. Cada ladrillo respira pasión por la música aunque la pared roja que enmarca al arista recuerde más a un prostíbulo que a un bar musical.

Reconozco que casi no tenía ni idea de quien era Ted Leo y menos aún de Rebecca Gates. Tirando del hilo, me percaté que Ted Leo fue líder del grupo de Washington D.C., Chisel, hacia la mitad de la década de los 90, y que dejó un par de discos muy decentes. Pero es en solitario (o con los The Pharmacists) cuando su música se torna más agresiva (escuchad “Treble in Trouble” del 2000) y sus letras más hirientes. Una mezcla de emo, punk, retro mod-pop muy resultona.

Ted Leo, en lo personal, me recordó mucho a Billy Bragg; un showman campechano, dicharachero, que se dirigía a la audiencia sin complejos en un catalán “propio”. En lo musical, empezó (“The Mighty Sparrow”, “Me and Mia”), y acabó (“La Costa Brava”, “Where Have All The Rude Boys Gone”) a mil revoluciones por minuto −por su genética hardcore− intercalando canciones más melódicas aunque complejas (“One Polaroid a Day”, “The Sword in The Stone”),  y sin perder nunca un ápice de fervor en la interpretación. Dinamita pura.

En breve, comentarios sobre Rebecca Gates.

Ted Leo: “The Sword In The Stone (at Room 205)” (Video colgado en YouTube por goincase)
Anuncios

~ por logbookblog en octubre 10, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: